Día: 3 diciembre, 2019

Religiosidad y Reforma católica en el noroeste de la península ibérica. Siglos XV-XIX

El presente libro recoge una serie de contribuciones de distintos investigadores españoles y portugueses que tienen como hilo conductor el análisis del impacto de la Reforma Católica en el territorio noroccidental de la península ibérica. A partir de ese nexo en común, se presentan diferentes perspectivas: desde el estudio de las minorías socio-religiosas en el mundo previo a Trento hasta la dimensión cristiana del movimiento obrero en el siglo xx o el turismo religioso en la actualidad. Entre ambos polos cronológicos, encontramos también estudios centrados en la Edad Moderna, que abordan cuestiones tan interesantes como el análisis del clero capitular, el asociacionismo religioso secular, la huella que dejó el proyecto tridentino en la normativa concejil en cuanto a los usos y costumbres, la vida del clero regular femenino o la poderosa figura de Martín Lutero. En suma, estamos ante un trabajo colectivo y multifocal que contribuye a entender mejor la trascendencia del programa reformista tridentino en un territorio necesitado de estudios de esta índole.

Naturales de una ciudad multiétnica

El estudio de los indígenas en sus comunidades rurales a lo largo del continente americano ha sido habitual en los análisis históricos. Sin embargo, la realidad cotidiana fue distinta para aquellos naturales que se trasladaron a los grandes centros urbanos de la América Hispana, los cuales quedaron relegados a un papel secundario en el panorama histórico.
La presente obra responde a esta laguna en un espacio y tiempo específico, la ciudad de Quito en el siglo xvii. Así, analiza las dinámicas y prácticas sociales de los indígenas de esta urbe, profundizando en los fenómenos generales, pero también en los elementos heterogéneos y locales que los caracterizaron. Comenzando por las motivaciones de su traslado hacia la ciudad, se observan sus adaptaciones, sus flexibilidades y los cambios en sus vínculos sociales, familiares, vecinales y laborales; hasta centrarse en dos de sus elementos sustanciales, el papel de la mujer indígena y la aparición de cacicazgos de vagamundos.
Así, este estudio observa en detalle a unos indígenas de carne y hueso, unos individuos activos que sufrieron bajo contextos adversos, pero que también modificaron y se adaptaron a sus entornos, llegando a desempeñar en ellos papeles fundamentales. Al fin y al cabo, es esta una obra que otorga a los indígenas quiteños del siglo xvii la vitalidad y el dinamismo del que, en gran medida gozaron, presentándonos a unos individuos que, más allá de esencialismos, se transformaban junto con el espacio que habitaban en indígenas de una época colonial, quiteños y multiétnicos.